Programa de Entrenamiento Avanzado en Administración de Riesgos y Basilea III


¿Por qué el Programa?


Las instituciones financieras tienen la responsabilidad de administrar sus riesgos, a cuyo efecto deben contar con procesos formales de administración integral de riesgos que permitan identificar, medir, mitigar/controlar y monitorear (IMMM) las exposiciones de riesgo que se están asumiendo.

Cada institución tiene su propio perfil de riesgo, según sus actividades y circunstancias específicas, por lo tanto, al no existir un esquema único de administración integral de riesgos, cada entidad debe desarrollar el suyo propio. Un “adecuado” esquema de administración integral de riesgos debe considerar los niveles de tolerancia a riesgo definidos por el Directorio, en función del mercado objetivo y las características de productos diseñados para atenderlo, y la definición e implementación de políticas, procedimientos, estructura organizativa y sistemas de información, acordes al tamaño y la complejidad de las operaciones desarrolladas, para llevar a cabo cada fase del proceso IMMM.

Las nuevas prácticas, acuerdos y regulaciones a nivel local e internacional, requieren de profesionales especializados en la implementación de mecanismos de gestión de los riesgos del negocio. Día a día mayor número de compañías cuentan con la posición de Chief Risk Officer (CRO) con responsabilidades y reporte a nivel directorio. Quienes llevan adelante estas funciones deben tener una visión integral de la institución y sus actividades. Su principal desafío es crear la infraestructura de identificación, medición, mitigación/ control y monitoreo de riesgos, tanto en forma vertical como horizontal a través de toda la estructura organizacional.

A la luz de estos estándares Internacionales, el BCRA ha emitido recientemente la Comunicación “A” 5394 de Disciplina de Mercado - Requisitos Mínimos de Divulgación y la Comunicación “A” 5398 (actualización de la Comunicación “A“ 5203) de Administración de Riesgos. Todo el contenido de este programa está orientado a capacitar a sus participantes en el cumplimiento e implementación de estas normativas. Además en esta edición se incorporará un curso específico sobre la gestión del riesgo tecnológico, donde se brindará un enfoque metodológico basado en estándares internacionales para el análisis de los riesgos inherentes a los activos de información, su relación con los procesos de negocio y su integración con la gestión del riesgo operacional.


Arriba